¿Y si no te digo nada y me quedo aquí, impasible?

¿Y si no te digo nada y me quedo aquí, impasible?
Tal vez, solo tal vez el silencio pueda ser poético.
Mientras tus ojos devoran los días
mis palabras huérfanas de ti huirían a la noche
lejos de ese amanezer ambarino y amanecante
que se te escapa tras la sombra de ese zapato
desagradable de suela vieja.

Deja un comentario