y de pronto abriste la palabra

y de pronto abriste la palabra
cegándome dos veces sin pensarlo

cae el minuto oscuro que carcome el aire
en ese instante de placer casi infantil

sorpresa del silencio
y bebo tus ramas de caricia breve

mientras sigo en tu boca la luz
y amanece mi cama sin final

Deja un comentario