Una gota negra

Una gota negra
recorre mi garganta
desgastada
conjurando mis voces al olvido
Aspero
el silencio de mis ojos
cayó
olvidado a mis pies
ausentes de la noche
perdidos
en mi boca
seca
estéril
en la que
el polvo de mi saliva
escupió
la piedra de tu nombre.

20 de noviembre de 1993

Deja un comentario