Te he sembrado en la sombra de mi axila

Te he sembrado en la sombra de mi axila
en un pequeño recoveco que nadie más conoce
y en el que guardo las nostalgias más ausentes.
Uno de estos días,
tal vez,
me asalten tus hojas inexpertas
y llenen los áridos caminos.

2 Comments

Deja un comentario