La Madre

Aquel día amaneció como cualquier otro. Él no estaba en su cama, ya no le extrañaban sus ausencias. Para ella nada, o casi nada tenía importancia. El ritmo de l...