Remuevo las sombras

Remuevo las sombras
húmedas
de los recuerdos
durmientes en mi piel.
El cascabel de tu mirada
no se escucha tras tus pasos;
soplo de sueños
que despertaron una noche a mediodí­a.
Medianoche de silencios
que han roto la calma de mis huesos.

¿Por qué no les dejaste dormir
y les llevaste al viaje estéril de tus poros?

13 de noviembre de 1994

Deja un comentario