No está

2

Seguía frente a la ventana con la mirada perdida cuando sonó el teléfono por segunda vez. Dio un giro y contestó mecánicamente. Era Carlos, quería reunirse para ultimar los detalles de la campaña. Quedaron para almorzar. Por más que intentó parecer normal, Carlos se dio cuenta de que algo no estaba bien. Ya hablarían en la comida. De momento debía salir de sus pensamientos y volver al trabajo. A fin de cuentas eso le mantendría ocupado y no estaría todo el tiempo dándole vueltas a la cabeza.

Deja un comentario