Me apago

Me apago,
poco a poco me decoloro.
Paso a formar parte de la pared,
el humo envuelve mi cabeza,
la acuna en el regazo de clavos puntiagudos.
Agujas mentales.

Despliego el rollo fecal
de la piel que ennegrecí
en la búsqueda fracasada de un alma viviente:
cementerio.

Escrito entre 1991 y 1992

Deja un comentario