He lanzado un nuevo conjuro.

He lanzado un nuevo conjuro.
No temas,
el peligro duerme en mis sienes,
quieto.
Esta vez tus ojos no volarán más en mis huesos
ni alcanzarán la saliva en mis palabras.
Hoy duerme quieto mi temor,
«ya no hay flores disfrazadas de tragedia» en mi bolsillo.

Deja un comentario