exorcismo definitivo

¿Qué hago aquí­ sembrando destierros en el alma?
No sé,
a veces creo
que he de vivir
persiguiendo el exorcismo definitivo.

Barquisimeto, 1988

Deja un comentario