Existo…

Desde hace días he visto, en la cuenta del Messenger de un amigo, una palabra que me tiene intrigado. Es la siguiente:

Existo

Desde que la vi la primera vez me quedé intrigado y algunas preguntas vinieron a mi cabeza. ¿Necesidad de reafirmarse como persona?, ¿duda de la propia existencia?, ¿descubrimiento de la misma?, ¿un mensaje publico-secreto para alguien?, ¿llamar la atención simplemente?

No sé qué es lo que se esconde detrás de tal palabra, que ya me resulta recalcitrante. Nos hemos enterado de que existes, ¿vale?

Lo curioso de todo esto es que me ha hecho pensar en mi propia existencia y eso está bien. Y la única manera de reconocer mi existencia es a través de la conciencia de mi propia historia y de mi propio ser. Pensando en esto se me antoja un texto de Kavafis.

VUELVE

Vuelve a menudo y tómame,
amada sensación, vuelve y tómame –
cuando del cuerpo la memoria se despierta,
y un antiguo deseo vuelve a pasar por la sangre;
cuando los labios y la piel recuerdan
y las manos sienten como que tocan otra vez.
Vuelve a menudo y tómame en la noche,
cuando los labios y la piel recuerdan…

Después de esto no hay palabra que no rompa la magia del poeta griego.

1 comentario

  1. somos lo que nos creemos que somos gracias a nuestra memoria, mas la memoria no es el pasado sino los recuerdos que a nuesra vista interior afloran. En los garajes de la mente, imágenes, sonidos, palabras, gestos, risas, tristerzas, abrazos y besos esperan su momento para que algún carcelero les abra la puerta, quién sabe como, que los lleve hasta nuestro único presente.

Deja un comentario