Es verdad

Es verdad.
Siento tu aliento de silencio palpitando en mis sienes,
inmóvil.
Así, callado,
noto el caminar de tus miedos
escalando mis poros lentamente.

Otra vez.

Solo espero que el tiempo sea rápido
y no el perro que se echa a tomar el sol
mientras la vida me arrastra
como siempre.

Otra vez.

Me levantaré sacudiendo el polvo de estos años moribundos,
pero no es nada,
ya la campana de mis huesos anuncia lluvia y debo dormir.

Deja un comentario