educación y fantasía

sin título
Foto de The GC 4 bajo licencia Creative Commons

¿Es posible vivir la educación desde otra perspectiva?, jugaré a la fantasía de que sea verdad y veremos hasta dónde llega este relato ficticio de esta imaginaria experiencia educativa.

Esta mañana al leer la prensa –en internet, que ya no gasto dinero en papel y tinta y es más ecológico–, he visto una noticia sobre el caso de la restauración de un edificio en el centro y le envié el enlace por Twitter a mi profesora de Patrimonio. Seguramente abriremos una buena conversación sobre el tema esta mañana. Afortunadamente mi amiga Rocío es abogada y aunque no nos dé clases, podrá arrojarnos alguna idea interesante sobre la Ley de Patrimonio que enriquecerá la discusión. Hoy me reuniré con Juan, que estudió audiovisuales y está terminando la doble titulación de Humanidades y Traducción e Interpretación. Hablaremos sobre la ciudad de Baelo Claudia, pues estamos metidos en el proyecto de Contenidos Digitales de la universidad. Yo colaboraré con los contenidos, él hará la planificación de la producción y unos compañeros de periodismo de otra universidad trabajarán en el rodaje.

El proyecto de Contenidos Digitales es muy interesante. Las dos universidades de la ciudad han incorporado las nuevas tecnologías de manera importante y han aunado esfuerzos para sacarles el mayor provecho en beneficio del proceso educativo. La idea es sencilla, generar contenidos de calidad entre todos los miembros de las comunidades universitarias participantes. Estos contenidos luego se utilizan como apoyo para las clases y para la generación del Fondo Docente Audiovisual de la Comunidad Autónoma. La metodología es sencilla y paso a comentarla. Al inicio del curso se hace un análisis de las áreas de interés de cada universidad y de cuáles son los contenidos en los que desea participar. Esa información se recoge a través un una web que detalla las modalidades de participación y contiene toda la información necesaria.  Una vez que se tienen claro los intereses, el Grupo de Producción –integrado por todas las universidades– hace la distribución de los contenidos a trabajar y las asociaciones que en el curso llevarán adelante el proceso. Por ejemplo, a nosotros nos ha tocado trabajar con la Universidad de Cádiz en la seria de Belo Claudia en conjunto con las áreas de Historia Antigua, Filosofía, Arte, Cultura Clásica, Arqueología junto al Máster de Estudios Mediterráneos.

Al inicio de cada curso se organizan actividades formativas especiales que integran la formación complementaria de cada titulación y que aporta herramientas básicas como Documentación, Investigación Histórica, Comunicación Audiovisual, Diseño Gráfico y otras más. Todo ello orientado a la obtención de habilidades concretas que se aplicarán en el proyecto de Contenidos Digitales y luego en la vida profesional de cada participante. En este proceso participan las áreas de Lengua Española, Traducción e Interpretación, Comunicación Audiovisual, Publicidad e Historia. Como veréis se trata de un proceso comunitario en el sentido más amplio de la palabra.

En definitiva, la experiencia es extraordinaria. Los estudiantes podemos identificar y desarrollar habilidades específicas para nuestra actividad profesional, al tiempo de participar en proyectos de aplicación real que incidirán directamente en la calidad de la educación y en el futuro de la universidad y de otros estudiantes. Adicionalmente, establecemos relaciones con otras universidades y otros participantes, lo que permite ampliar nuestra red social profesional brindándonos una perspectiva más amplia y provechosa a nuestra experiencia de pregrado.

En mi experiencia, lo mejor de todo el proceso ha sido el desarrollo de las líneas transversales de conocimiento y la participación en experiencias de aprendizaje mixtas, donde hemos tenido a más de un docente con nosotros, y lo que ha sido mejor, que los propios compañeros puedan ser facilitadores en algún momento del camino sin que ello haya supuesto una amenaza para el profesorado, todo lo contrario, aquello de enriquecer de manera colectiva el proceso de enseñanza-aprendizaje ha sido realidad más que teoría. En este sentido me ha gustado mucho cómo los docentes han propiciado la colaboración horizontal entre los alumnos demostrando el poder real del P2P y cómo aquellos teóricos de los setenta mostraban ya el camino.

Referencias:
Educación entre compañeros, UNICEF – http://www.unicef.org/spanish/lifeskills/index_12078.html

1 Comment

  1. Ay Pedro, me encanta leerte ¿y sabes por qué? Porque me sacas de esa burbuja llamada Bolonia, esa que parece que está siempre a punto de explotar y que provoca que los docentes nos convirtamos en usuarios de un sistema tipo IKEA, un DIY, que dicen los ingleses.
    Parece que estamos nadando contracorriente y que la calidad de la educación no importa ni a los políticos, ni a los altos cargos universitarios, o más bien intentan adaptarse al o que viene de arriba, siempre de arriba, y que cada vez es más arriba, porque no es ni Europa, sino los modelos copiados de EEUU. Eso sí, qué bien (o qué mal) copiamos el sistema, pero cómo obviamos que no es la misma mentalidad, ni el mismo sistema, ni la misma historia, ni la misma economía… pero de eso…. Who cares?

    En fin, que te leo y veo que hay cosas que salen, que se pueden hacer y que se puede soñar.. con un mundo mejor y una educación mejor. Gracias, porque hoy viernes necesitaba ese empujoncito.

    Y gracias, por estar ahí, que no te lo he dicho.
    Un besito

Deja un comentario