Diana la Profeta*

Voy a darle a dos campanas con la misma piedra (no digo pájaros porque me parece más vulgar y de paso me evito el problema con los ecologistas).

Leo en el Público las usuales –y desafortunadas– declaraciones de otro más de los obispos que dice: “Cristo murió sin cuidados paliativos” y las lecturas posibles son varias. Dichas lecturas me obligan a preguntar: ¿tú estabas ahí?, ¿tú lo viste?, ¿en realidad sabes quién era Cristo?, ¿sabes cómo era su naturaleza exactamente? Si lo sabes y no lo has dicho has pecado de la omisión más grande que se te pueda ocurrir porque la cuestión sobre la naturaleza de Cristo ni siquiera el Papa-Ratzi y sus “colaboradores” la tienen clara. Así que ve sacando las cuentas.

De todos modos no me extenderé mucho con los comentarios de alguien que obviamente está senil y que probablemente cuando esté en su lecho de muerte suplicará por una ayudita de morfina, porque de seguro no tendrá los güevos de aguantar como Cristo, estoico y ejemplar. Ojalá tenga a su lado a alguien realmente amoroso que no haya escuchado sus estúpidos discursos y le ayude a tener una buena muerte (Eso sí, ojo con el infierno, que Ratzi ha dicho que sí existe. Qué cachondeo, un día sí y otro no).

En cualquier caso, la segunda campanada es para la internauta Diana, que ha dado en la Diana con un comentario que hizo al artículo puiblicado en El Público que cito a continuación:

    Si después de decir esto no se ha abierto la tierra bajo sus pies y se lo tragó es que dios no existe o se ha hecho budista y practica la no violencia. Dicho sea de paso la figura de Cristo está bastante copiada de la de Buda. DIANA

Diana, me quito la pamela ante ti, Olé tus ovarios….!!!!!

*Antes de que algún quisquilloso de la lengua me critique por decir la profeta, os remito a ver lo que pone nuestra querida RAE en las acepciones de profeta y profetisa. Después dirán que soy una opositora de la Academia, pero es que me lo ponen a güevos.

Deja un comentario