De Yeso y grandes sorpresas

Así estoy a punto de quedarme, de Yeso!!! Y no en estatua de Yeso, al más puro estilo de la mujer de Lot, sino en capa tras capa de un finísimo polvo de yeso que inunda mi casa y todo su contenido. Para los que recuerdan el post del hijo o la cocina les lanzo una sonrisa: de resignación, eso sí. Porque este jaleo es indescriptible.

Por el momento, sobrevivo con una buena dosis de mantener la perspectiva adecuada con la seguridad de que todo esto redundará en nuestro bienestar.  El día de ayer, fue especialmente especial.

A las 9:00 horas los instaladores del aire acondicionado.

A las 11:00 Los albañiles.

Perfecta combinación para volver loco al más pintao.

Pero luego fue el oasis con los vecinos y la improvisada reunión supersolidaria con cervezas, tapas, un Bourdeux del 86 (eso no tiene nombre), Oporto y la extraordinaria compañía.  

!Quarteira, espera por nosotros¡

He aquí la prueba:

 

Comun-Unidad
Comun-Unidad

Deja un comentario