cambiar, crecer, vivir

Imagen de hombre en la playa  mirando al horizonte

Cambiar.

Una palabra sencilla con grandes implicaciones. Algunas voces nos dicen que cambiar es malo, que la seguridad está en lo conocido, en lo estable, que es mejor malo conocido que bueno por conocer… Es curioso ver que como humanos estamos en constantes cambios y que al mismo tiempo exista este discurso tan arraigado contra el cambio.

Personalmente, creo que el cambio es la manifestación clara de la supervivencia y el desarrollo. Las dificultades, sin embargo, deben presentarse al momento de identificar si los procesos que nos exigen cambiar están orientados a la evolución y al alcance de nuestros objetivos. Por supuesto, no basta con identificar si los cambios están bien orientados, es necesario tener valentía y responsabilidad para acometerlos. Esta es la parte difícil y es justamente la que desarrolla y afianza nuestras habilidades y herramientas. En definitiva, lo que nos hace crecer.

Esta web está experimentando cambios que se corresponden con procesos personales, técnicos y profesionales que estoy viviendo y me complace profundamente poder compartirlos porque de una u otra manera podrán ser útiles a mi proceso individual y enriquecer los procesos colectivos que comparto.

Tus comentarios siempre son bienvenidos en este cambio abierto y progresivo. Supongo que dentro de cierto tiempo daré por cerrado este cambio-paso y nos embarcaremos en otro. Si es que esto es el no parar.

Como siempre, ¡gracias! 🙂

 

Fotografía de Cassimano con Licencia CopyLeft

2 Comments

  1. ….querido Pedro….creo que Definitivamente el cambio es natural a los seres humanos… Pero tal como tú dices, también es condición natural resistirse y temer al cambio! Lo importante es racionalizar el evento y ser valiente para enfrentar cualquier resultado…que al final, es realmente lo que importa!me encata tu reflexión y tal como me dijiste una vez…: “Debemos estar felices con las decisiones que tomamos y los cambios que eso significa”! Te extraño! Besos miles!!a ti y a Moí.

Deja un comentario