Cage, Spoonch y los no-espacios muy personales

Hace poco hablaba(vía Twitter) con Joan Jiménez –impulsor de la marca Spoonch– sobre la historia de John Cage y sus 4’33’’. Cage es un compositor que planteó un reto importante al mundo: una pieza musical en la que no se toca ninguna nota y que se alarga por cuatro minutos y treinta y tres segundos. Y digo que no se tocan notas porque la pieza no es de silencio, al contrario es pieza con más sonidos de los que inicialmente uno imagina. Una idea interesante para acercarse a la pieza en cuestión es la de escuchar muy detenidamente los sonidos que nos rodean durante la “ejecución” de la obra y “absorberlos”. Para que hagan la prueba les dejo el vídeo de 4’33” en versión sinfónica. Véanlo, por favor.

Las sensaciones son muy variadas, lo sé. Cada persona tendrá su propia versión del momento 4’33’’.
Ahora surge la pregunta: ¿dónde está la conexión con Spoonch.

La cosa es simple. Cage nos inquieta con el no-silencio pues nos obliga a detenernos y a escuchar. Pasamos la vida corriendo, ajetreados, alucinados, como posesos por el tiempo. Cage nos advierte y nos recuerda que el no-silencio esta lleno de elementos que pueden enriquecer nuestra experiencia vital. Cada uno conseguirá sus propias resonancias y tendrá sus propias respuestas. De la misma manera, Spoonch es un proyecto que me fascina por la magia de ser totalmente polivalente y funcional en el microuniverso personal de quien lo desee. Spoonch es la marca de la no-nada a la que llamamos y llenamos de lo que queremos cuando y como lo queremos.

Spoonch y Cage nos invitan a un viaje desde la no-nada y el no-silencio a espacios personales más significativos e íntimos en un mundo donde la tendencia pareciera ser a la no-personalización y alienación colectiva: mejor spoocheamos a lo Cage, ¿no?

Referencias:

http://www.joanjimenez.com
http://www.spoonch.com
http://es.wikipedia.org/wiki/John_Cage

3 comentarios

  1. Excelente los 4’33’de John Cage, definitivamente es Spoonch. Por otro lado, Pedro planteas una cuestión muy interesante que es el no- silencio. De éste, que para mí representa una cuestión filosófica, no había escuchado. A lo sumo había leído como el silencio llega a ser una opción para muchos escritores, como ocurrió con Rimbaud.

    😛

  2. Es un video fascinante, y como dices da para mucho. El silencio, o la nada nos obliga a pensar y a reflexionar; sobre nosotros mismos, sobre lo que nos rodea, sobre nuestro lugar en esta orquestra. Como dices pasamos la vida corriendo, y lo peor del correr es que deja poco tiempo para el nombrado silencio; cada momento se convierte en esclavo del anterior, de forma que muchas veces mientras vivimos X andamos pensando en lo que vino antes o en lo que debemos hacer, de forma que pasemos por la vida en lugar de detenernos y disfrutar en cada momento de lo que tenemos/hacemos…

    😀

Deja un comentario