Botella a la red…

Murallas

Sin miramientos, sin piedad, sin pudor
Grandes y altas murallas en torno mío levantaron.

Y ahora estoy aquí sin esperanza.
No pienso sino que este destino devora mi razón;

porque fuera, mucho tenía yo que hacer.
¿Por qué, ay, no reparé cuando iban levantando la muralla?

Mas nunca oí el ruido ni la voz de sus autores.
Sin sentirlo, fuera del mundo me cercaron.

Kafavis, 1896

Quien tenga wi-fi que entienda…do you?

1 Comment

  1. Kavafis y su eterna Itaca, lo importante no es la meta, sino el camino recorrido para alcanzarla. Lo importante no es lo que dejamos atrás, sino lo vivido, no llorar por lo que se abandona, sino saber apreciarlo como un tesoro, ese es el valor de nuestra verdadera Itaca. No nos encerremos creyendo que todo lo vivido fué en vano, no lamentemos todo lo que dejamos atrás para ser lo que somos, sonriamos a la vida, por todo lo que fué y lo que nunca más será. asomemonos a la popa y digamos adiós a nuestra alejandría que dejamos atrás.
    dejo aquí mi poema favorito de kavafis, “el dios abandona a Antonio”, como recuerdo a todas esas Alejandrías que todos hemos dejado atrás.

    Cuando a medianoche se escuche
    pasar una invisible comparsa
    con música maravillosa y grandes voces,
    tu suerte que declina, tus obras fracasadas
    los planes de tu vida que resultaron errados
    no llores vanamente.
    Como hombre preparado desde tiempo atrás,
    como un valiente
    di tu adiós a Alejandría que se aleja.
    No te engañes
    NO DIGAS QUE FUÉ UN SUEÑO
    No aceptes tan vanas esperanzas
    Como hombre preparado desde tiempo atrás,
    como un valiente
    como corresponde a quien de tal ciudad fué digno
    acercate con paso firme a la ventana,
    y escucha con atención -no con lamentos
    ni ruegos de débiles- como último placer,
    los sones, los maravillosos instrumentos de la
    comparssa misteriosa
    y di tu adiós a esa Alejandría
    que pierdes para siempre

    Kavafis, “El dios abandona a Antonio”

Deja un comentario