Amaneciendo la ausencia

Hemos perdido un gran poeta, un hombre de una sensibilidad y agudeza extraordinarias. Es cierto, lo hemos perdido físicamente, pero siempre lo estamos ganado en su poesía. Benedetti es un poeta en gerundio de verbo activo y directo.

Creo que mi generación entera ha estado marcada por su influencia y su saber mirar.

No he podido evitar la invasión de una tristeza extraordinaria que llega como el amancer, inevitable y, a  la vez, hermosa.

Mario, gracias por mostrarme que, a veces, la única respuesta posible es  dar palos de vidente y que es mejor dejarlo que salvarse. Y que amar es hasta no poder más y viceversa.

Buen viaje y saludos a los nuestros.

2 Comments

  1. Lamentablemente hemos perdido a este gran poeta, pero nosotros somos los responsables de mantener latente su legado. A ti gracias por otorgarle un espacion en tu pagina. Hasta luego.

Deja un comentario