Allí estás

Allí estás
como esperando a que el mundo se detenga.
Pero es tarde,
no hay brisa que remueva tus recuerdos
ni sueños que alboroten tus miradas.
Solo ese silencio aterrador que se escurre por tus ojos
buscando a quien devorar.Sin embargo,
te veo;
y pienso en mi reflejo en tu piel ya moribunda.
Ya sé, que el tiempo es una trampa
y que todos,
tarde o temprano,
pisaremos su morada.

Deja un comentario